fbpx

La cultura colaborativa y el trabajo remoto

Es solo la punta visible del iceberg
LA OPORTUNIDAD para la diferenciación competitiva, en esta GRAN CRISIS

Iniciar el trabajo a distancia puede marcar la diferencia

Esta acción es impostergable, genera un primer desafío en las empresas, el de gestionar la crisis de la división del trabajo, y con impacto para bien o para mal en los resultados, no solo económicos / financieros de las empresas, sino por sobre todo: implica un nuevo vínculo de relaciones entre las personas, basado en la confianza y el profesionalismo; se implementa nuevos usos a la infraestructura, logística y tecnología de la organización; en consecuencia, remite a una necesidad de ajustar y generar nuevos procedimientos, límites de autoridad, manuales y definición de nuevos perfiles; así como nuevas funciones, que en esta crisis están siendo implementadas cerrando los ojos y con el corazón agitado, dentro de escenario adverso y cambiante en forma progresiva.

También se ha instaurado la Crisis del Talento Humano,  y la disyuntiva se centra en definir  quiénes (interna o externamente) pueden aportar el mayor valor agregado a la nueva forma de trabajar, con el mayor  impacto positivo en la calidad de vida de todos, más allá de la salud física y mental, y los rendimientos financieros.

Es innegable que las TICs, pueden ayudar en acortar tiempo y distancia, no obstante, tanto la disponibilidad de tecnología en forma personal por parte del colaborador, como la capacidad de auto-gestionarse desde un trabajo remoto, no son sencillos ni garantizan éxitos. No es menos importante considerar la capacidad que tenga cada uno para lidiar con nuevas realidades y fricciones derivadas de la cercanía física de familiares y la falta de interacción física con los compañeros de trabajo. Todo esto conduce a la necesidad de gestionar también la crisis del relacionamiento interpersonal derivado del tele trabajo.

Por otro lado, no pocas empresas tendrán dificultades para equilibrar la relación de ingreso / egreso, y más aún, para retornar a sus niveles acostumbrados de rentabilidad financiera y social. Esta situación genera la necesidad de gestionar también la Crisis de liquidez y solvencia en las Organizaciones y todo lo que ello implica.

Te ayudamos a implementar y gestionar los cambios necesarios

Lo que propietarios, directivos y equipo de alta gerencia deben saber:

  • Nuevos criterios de planificación.
  • Nuevas estructuras organizacionales, de logística y de utilización de los espacios físicos.
  • Nuevos fundamentos para la toma de decisiones.
  • ¿Qué, cómo, cuanto y cuándo controlar?
  • Criterios para la delegación de autoridad y empoderamiento.
  • ¿Qué, cómo y cuándo auditar?
  • Nuevos factores a incluir en el protocolo familiar de las empresas familiares.

Talento Humano de las Organizaciones

  • Nuevos perfiles, criterios de selección y gestión del Talento Humano.
  • Nuevas formas de comunicación y de relaciones interpersonales.
  • El teletrabajo y/o el Freelance ¿Cómo implementarlos eficientemente?
  • Nuevos usos de las TICs y otras herramientas de Sistemas Colaborativos.
  • Nuevas formas de capacitación.
  • ¿Qué medir y cuáles son las nuevas métricas que se deben aplicar?
  • Nuevos procedimientos, nuevos manuales y nuevas métricas de medición de los rendimientos.

Tecnología y sistemas informáticos

Definición e implantación de plataformas tecnológicas que den soporte al trabajo remoto:

  • Archivos accesibles desde cualquier lugar.
  • Datos cifrados, accedidos a través de una VPN (virtual private network).
  • Control de acceso a datos sensibles.
  • Gestión de clientes a través de dispositivos móviles o de escritorio.
  • Llamadas seguras de audio y vídeo.
  • Suite de oficina en línea (docx, xlsx, pptx).
  • Reuniones y decisiones de colegiados a distancia, registradas y ejecutadas.

Fundamentos económicos – financieros y comerciales

  • Nuevos criterios de uso y aplicación de fondos.
  • Decisiones claves para apuntalar y proyectar  la liquidez y la solvencia
  • Nuevas formas de gestión comercial y marketing. (Ventas y posicionamiento)
  • Nuevas formas de gestión del crédito y la cobranza.
  • Nuevas formas de análisis de mercado y gestión del riesgo.
  • Nuevas ponderaciones de riesgos en los proyectos de inversión.

Métricas de los equipos remotos

Tanto el trabajo presencial como el remoto requieren del establecimiento previo de métricas que garanticen el cumplimiento de los objetivos de la empresa en cada uno de los procesos / proyectos que se lleven a cabo.

Para ello es fundamental considerar estos indicadores:

  • Establecimiento de objetivos SMART.
  • Cumplimiento de plazos.
  • Calidad de productos/servicios.
  • Uso adecuado de sistemas colaborativos.
  • Cumplimiento de objetivos.

En ese sentido es fundamental establecer nuevos indicadores clave de rendimiento, conocidas con sus siglas anglosajonas KPI (Key Performance Indicator), que permitan claramente contar con una visión en tiempo real de la situación del negocio.

Lineamientos en la definición de KPI

  • Facilidad de ejecución: las operaciones deben ser ajustadas a las limitaciones que conlleva el trabajo remoto y a los ajustes en el trabajo presencial en las empresas.
  • Alineamiento con los objetivos de la organización: las metas operativas siempre deben seguir la ruta establecida por la nueva estrategia definida por la dirección.
  • Relevancia: los esfuerzos de medición deben ser menores al valor de la información generada.
  • Capacidad de medición: los parámetros a ser medidos deben ser fácilmente cuantificados.
  • Alcanzabilidad: las metas establecidas como indicadores de medición deben ser realistas.
  • Oportunidad: las mediciones deben agilizar la toma de decisiones y facilitar el aprovechamiento de las oportunidades. Los procesos deben ser más rápidos pero con menos errores.

Solicite información sin compromiso.